Causas de Agorafobia

Las personas que sufren trastornos de agorafobia enfrentan serias dificultades para poder superarlos, lo que a su vez genera en el entorno que le rodea consecuencias negativas, que terminan involucrando a familiares y allegados del o los individuos que los padecen.

En las personas que sufren el trastorno tiene como consecuencia la interacción de factores internos del individuo (rasgos de personalidad) y factores externos (factores ambientales).

De la combinación de ambos factores, se pueden señalar o identificar el siguiente conjunto de factores de riesgo o causas de la agorafobia:

  • Elevados rasgos de ansiedad, con alta tendencia a interpretar las situaciones como amenazantes.
  • Antecedentes de familiares con trastornos de ansiedad.
  • En el caso de las mujeres, tienen mayor probabilidad de sufrir trastornos emocionales como la agorafobia.
  • Se presentan en personas con edades entre los 18 y 35 años.
  • Por lo general están sometidos a una situación estresante.
  • Experimentan situaciones con altos niveles de pánico.

Adicionalmente, si los factores de riesgo son importantes no lo son menos los de mantenimiento que complican que el problema de trastorno pueda desaparecer, debido a que las conductas de evitación o escape de situaciones temidas, son el principal factor de la agorafobia.

Causas de agorafobia

Tales situaciones le impiden al paciente diseñar estrategias que controlen la ansiedad, enseñándoles a la vez que evitándolas es el mejor método para dejar de sentirla. Igualmente, los aspectos secundarios como mayor atención o estar acompañado de otras personas, actúan como factores principales de mantenimiento del mismo.

Otros factores o causas de agorafobia

De igual manera, la agorafobia tiene repercusiones negativas importantes en el individuo que la sufre, lo cual interfiere de forma significativa en sus actividades cotidianas y en su calidad de vida.

Muchos de los pacientes con agorafobia sienten como su día a día se va limitando de manera vertiginosa, en virtud de que dejan de realizar actividades que antes eran de su agrado por temor a que aparezca la ansiedad.

Destacan entre las principales consecuencias de la agorafobia, las siguientes:

  • Interferencia laboral (bajo rendimiento, pérdida de empleo).
  • Interferencia social: La persona deja de andar con amigos y de asistir a actos sociales, además de resentirse en la relación de pareja.
  • Genera limitaciones para viajar, lo que implica una reducción de actividades gratificantes y problemas laborales.
  • En cuanto a los problemas emocionales, ocasiona dependencia hacia otros, sentimientos de culpa, baja autoestima, entre otros.
  • Aumenta los trastornos psicopatológicos como depresión, ansiedad, dependencia a sustancias ansiolíticas, etc.

En paralelo, a pesar de que existen dos tipos de diagnóstico de la agorafobia motivado la existencia o no de crisis de pánico previas, lo cierto es que los casos de este trastorno sin historia anteriores de crisis de pánico son poco frecuente que se presenten.

Por ello, es necesario conocer las causas que originan los ataques de pánico, que en un primer momento son inesperados, ya que causan sensación de ahogo, taquicardia, mareos, intranquilidad, así como con un intenso miedo de la persona a la pérdida de control en sí mismo.