Cómo Superar la Agorafobia

Después de conocer cuáles son los síntomas y las consecuencias que la Agorafobia puede ocasionar en las personas, se debe saber de la misma manera en qué consiste su tratamiento o los métodos para superarla.

Como superar la agorafobia

Para el tratamiento de este trastorno, es esencial la psicoterapia, no obstante en algunos casos se combina con la administración de algunos fármacos como los antidepresivos y ansiolíticos.

En el caso de que el individuo haya acudido con un profesional y que le haya prescrito algunos fármacos, es necesario solicitar información acerca de los medicamentos que te están recetando y valorar qué tanto pueden contribuir para le bienestar de tu salud.

En relación con el consumo de medicinas, se debe considerar lo siguiente:

  • En ocasiones, es necesario probar con varios fármacos o reducir o incrementar la dosis hasta encontrar la correcta.
  • Deben tomarse de manera constante para que produzcan el efecto deseado.
  • Cuando el paciente quiere dejar de consumirlos, debe hacerse con la orientación de un profesional, ya que está contraindicado dejarlos de tomar sin previa autorización.
  • Nunca hay que automedicarse, ya que la administración de medicinas debe estar prescrita y controlada por un profesional.

Por otra parte, hay que ser constante con la terapia psicológica y poner en práctica lo aprendido en ella. Algunos de los ejercicios más comunes que se aprenden en la terapia cognitivo-conductual, son los que se mencionan a continuación:

Técnicas de relajación para superar la agorafobia

Las técnicas de relajación son muy sencillas de aprender y son esenciales para superar la agorafobia y los ataques de pánico o temor en lugares donde se puedan presentar.

Una de las que normalmente se utilizan es la respiración diafragmática, cuyo proceso consiste en inhalar lenta y profundamente, sintiendo cómo se inflama el abdomen, retener el oxígeno por unos segundos y exhalarlo lentamente por la boca.

Exposición en vivo de la agorafobia

En otro orden, aparte de trabajar las exposiciones en la terapia, es necesario realizarlas en la casa, por lo que la persona puede programar sesiones de este tipo, primero, en la imaginación, para que una vez que hayas logrado reducir la ansiedad en la mente, comience el paciente a exponerse físicamente.

Como en las exposiciones en la imaginación, la persona tiene que ir exponiéndose gradualmente a las situaciones más temidas en vivo. Una de estas es que si te da miedo salir de casa, puedes empezar por salir solo a la puerta y quedarte por un rato realizando los ejercicios de respiración hasta que sientas que estás avanzando.

Si el paciente desea disminuir las probabilidades de tener que consumir fármacos para curar de forma natural este trastorno, es fundamental la atención temprana de este padecimiento.

A su vez, tiene que ser constante en torno a este tipo de ejercicios como los son la exposición gradual y las técnicas de relajación.

La persona no debe olvidar que es importante seguir rigurosamente el tratamiento, ya que de no ser así, es probable que puedan presentarse recaídas y que el paciente tenga que volver a empezar el proceso de recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *