Comprar acciones de Adidas Analisis y Guia completa!

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Contents

Comprar acciones: ¿Cómo y donde hacerlo? Guia completa 2020!

¿Estás pensando en comprar acciones, pero no tienes claro cómo hay que hacerlo? En ese caso, estás en el lugar indicado, porque tenemos una completa guía donde explicamos todos los detalles. ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

¿Qué son las acciones y por qué debería invertir en ellas?

Antes de hablar de cómo comprar acciones, puede ser inteligente hablar de qué son exactamente y por qué suele ser una opción inteligente a la hora de invertir. Así que… ¿Qué son exactamente las acciones?

Al fin y al cabo, todo el mundo habla sobre las acciones, y todos hemos visto la Bolsa alguna vez en la tele, pero no siempre nos termina de quedar claro qué es eso de las acciones y de la Bolsa.

Pues bien, es muy sencillo: Las acciones son títulos de propiedad sobre parte de una empresa. Es decir, si una empresa emite 1.000.000 de acciones, cada acción es un título de propiedad sobre una millonésima parte de la empresa.

Parece muy poco, pero, si te paras a pensarlo, si una empresa tiene 100 millones de beneficios al año, son 100€ al año que te tocan… ¡Porque eres propietario de la millonésima parte de los beneficios!

Esto es importante entenderlo: Tener una acción no es algo etéreo. Da derechos reales. Tener una acción te da derecho a cobrar dividendos y te da poder de decisión sobre la empresa, así como ciertas condiciones preferentes en algunas circunstancias.

Evidentemente, si solo tienes una acción, no vas a poder cambiar la dirección de una empresa. Pero sí es cierto que, aunque solo tengas una acción, sigues teniendo derecho a parte de los beneficios (en el caso de que la empresa reparta dividendos).

Además, tú puedes hacer lo que quieras con ese título de propiedad sobre la millonésima parte de la empresa. Puedes alquilar tu acción, puedes venderla, o puedes comprar más a otra persona.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

El lugar donde se compran y se venden las acciones es la Bolsa, cuyo nombre completo es “Mercado de valores”. Es decir, un mercado donde se negocian valores. Por tanto, la Bolsa no tiene nada de extraño. Es un simple mercado, como cualquier otro al que hayas asistido.

Allí se negocian las partes de las empresas que se plasman en acciones, y tú puedes comprar y vender partes de tal o cual empresa. No tiene mayor misterio.

¿Y por qué comprar acciones?

Ahora, todavía nos quedaría por responder una pregunta: ¿Y por qué querría comprar acciones? ¿Qué gano con ello?

Bueno, pues hay dos formas de verlo: Por un lado, puedes comprar acciones como vehículo de ahorro e inversión y como forma de conseguir una renta del capital cada mes, cada trimestre o cada año (a través de los dividendos).

De esta forma, puedes ir engrosando tu patrimonio a medida que vas haciendo crecer tu cartera de valores, y puedes ir viviendo cada vez más de los dividendos que recibes de las empresas de las que eres propietario. No suena mal, ¿verdad?

Por otro lado, puedes comprar acciones como forma de especular en los mercados y, con ello, ganar la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta (o al revés) en el corto plazo.

Date cuenta de que las dos formas de verlo son distintas: En el primer caso, estás comprando acciones y guardándolas para vivir de ellas a largo plazo sin tener que trabajar. En el segundo caso haces lo contrario, porque las compras y las vendes continuamente para tener beneficios en el corto plazo.

Ambas formas de actuar son legítimas y pueden permitirte obtener grandes rendimientos (de hecho, muchas personas ganan dinero de la segunda forma, como si fuera su trabajo), y ahorran o invierten para su jubilación de la primera forma.

Pero es importante que entiendas que existen las dos fórmulas y que ambas son legítimas y dan buenos resultados.

Profundizando un poco más en la diferencia

Profundizando un poco más en la diferencia entre las dos orientaciones a la hora de comprar acciones, podríamos destacar los siguientes puntos:

  1. Objetivo: En primer lugar, el objetivo de cada uno es diferente. El inversor tiende a tener como objetivo la jubilación o el vivir sin trabajar, aunque eso requiera tiempo y austeridad. El especulador tiende a tener como objetivo ganar dinero a corto plazo, en poco tiempo y sin necesidad de vivir austeramente.
  2. Mentalidad: La mentalidad del inversor suele ser la del rentista (es decir, vivir sin trabajar), mientras que la del especulador se acerca más a la de un trabajador con muy buenas condiciones (por ejemplo, ganar 6000€ trabajando un par de horas al día).
  3. Plazo: El plazo también diferencia a ambos tipos de personas. El plazo para ver las ganancias de los inversores suele ser muy largo (de décadas), mientras que el plazo de los especuladores es de apenas unos días (un mes como mucho).
  4. Ganancias: Los inversores suelen querer ganancias más reducidas pero constantes en el tiempo (por ejemplo, un 8% anual sostenido durante varios años), mientras que los especuladores prefieren tener periodos de tiempo menores y con mayor varianza (por ejemplo, ganar un 80% un año y ganar solamente un 30% al año siguiente).
  5. Estabilidad: Los inversores, en general, prefieren la estabilidad, no le gustan los cambios y no quieren más riesgo del necesario. Los especuladores, en general, tienen mucho más gusto por el riesgo y no tienen problemas en que sus ingresos varíen mucho y tengan poca estabilidad en su cuenta de resultados.

Como decíamos, no tienes por qué adscribirte a una única de estas fórmulas. De hecho, como hemos comentado, es muy normal que los traders inviertan lo ganado comprando y vendiendo a corto plazo en otros vehículos de inversión más a largo plazo.

¿Cómo comprar acciones?

Ya hemos explicado que tienes dos formas de comprar acciones: La del inversor a largo plazo y la del especulador a corto plazo. Ahora, vamos a ver cuáles son los mejores medios y los mejores productos financieros para cada opción (así, tanto si te atrae más ser inversor como ser especulador, encontrarás la mejor opción para ti).

Aquí tienes las mejores opciones para ponerte en marcha tanto en el campo de la inversión a largo plazo como de la especulación a corto plazo:

Comprar acciones como inversión a largo plazo

A la hora de comprar acciones como forma de invertir a largo plazo, lo que tienes que hacer es… Comprar las acciones.

Sí, sé que parece que no digo nada con eso, pero es importante mencionarlo, porque la forma de “comprar acciones” para especular es no comprándolas (sí, es un poco lioso, pero ya lo entenderás cuando pasemos al siguiente apartado).

De momento, lo que tienes que entender es que, si quieres invertir a largo plazo, debes asegurarte de que lo que estás comprando es el título de propiedad sobre una parte de una empresa, no un producto derivado.

Esto puedes hacerlo a través de prácticamente cualquier bróker tradicional (probablemente, tu banco te ofrezca la posibilidad de abrir una cuenta bróker si le preguntas).

El problema de este tipo de compra de acciones es que, en general, las comisiones que cobran los brókers son muy altas. Por ejemplo, para comprar un paquete de acciones pueden cobrarte varias decenas de euros.

Esto no le hace gracia a nadie, pero si tienes en mente comprar esas acciones y mantenerlas en tu cartera durante los próximos 20 años, pues no es demasiado importante (sí lo sería si quisieras ponerte a especular con las acciones, como veremos en el siguiente apartado).

Pero, más allá de eso, si quieres invertir a largo plazo, esta es la forma correcta de hacerlo, porque tienes la posesión directa de la acción, y esto te da derecho a cobrar dividendos (además de ir construyendo poco a poco un patrimonio).

Naturalmente, para esto, debes hacer una buena selección de compañías, porque si compras empresas que no tienen una buena perspectiva de revalorización, puede que no vayas construyendo un patrimonio, sino perdiéndolo.

Es por ello que muchas personas optan por no crear por sí mismos sus carteras, sino dejar que dejan que un experto lo haga por ellos. Generalmente, esto se hace a través de fondos de inversión.

¿Cómo elegir el mejor fondo de inversión? Pues no hay claves mágicas tampoco aquí (de hecho, hay más fondos de inversión que acciones cotizadas, por lo que no es fácil elegir).

Nuestra recomendación es que elijas aquellos fondos que entiendas lo que hacen, que lleven más de 10 años operando y que hayan tenido buenos rendimientos anuales en ese plazo (la cantidad de fondos que cumplen estos tres simples criterios son un porcentaje reducido, te lo aseguro).

Ahora bien, esto es solo si te interesa invertir a largo plazo y tener un buen ingreso constante dentro de, digamos, 30 o 40 años. Si quieres obtener beneficios a más corto plazo, esto no te sirve.

Comprar acciones para ganar a corto plazo

Visto cómo invertir a largo plazo en acciones, podemos pasar a hablar de cuál es la mejor fórmula para operar y hacer trading con acciones, de forma que puedas conseguir ingresos en el corto plazo.

En este caso, tenemos que prescindir de la idea de comprar las acciones directamente. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que, como hemos dicho, comprar y vender acciones tiene comisiones implicadas que hacen que los beneficios de la operativa desaparezcan.

Por tanto, tenemos que optar por un derivado financiero que nos permita operar indexados al precio de la acción, pero no operar directamente con el título de propiedad. Esto suena raro, pero es muy sencillo y hay muchos productos que lo hacen (opciones, warrants, futuros, forwards…).

Por nuestro lado vamos a elegir los CFDs, que son el producto más popular para operar con acciones sin poseerlas realmente, y el que más ventajas y beneficios aporta a los inversores particulares.

¿Y cuáles son estas ventajas? Pues, entre otras, las siguientes:

  1. Sin comisiones: El hecho de no tener comisiones permite que la operativa a corto plazo se vuelva rentable. Si tuvieras que pagar comisiones por compra, por venta, por mantenimiento, por custodia… ¡No sería posible obtener beneficios! (Y, sí, todas esas comisiones las pagas en el bróker tradicional).
  2. Posibilidad de ponerse corto: Otro punto muy importante en el campo de los CFDs es que te permiten ponerte corto. Esto significa que puedes apostar no solo a que una acción va a subir, sino también a que va a bajar. De esta forma, tú puedes ganar incluso cuando el mercado está en una tendencia bajista (esto no se puede hacer comprando acciones al modo tradicional que hemos explicado anteriormente).
  3. Posibilidad de apalancarse: Los CFDs también ofrecen la posibilidad de apalancarse. O lo que es lo mismo, ofrecen la posibilidad de “endeudarse” con el bróker para invertir más de lo que se tiene… ¡Pero sin poner en riesgo más dinero del que tienes en tu cuenta! Esto permite que tus ganancias se multipliquen (aunque también tus pérdidas, claro).
  4. Más activos: Otro punto importante de los CFDs es que puedes especular no solo con acciones, sino también con muchos otros tipos de activos (materias primas, pares de divisas, ETFs, índices…). Esto es muy importante, porque te permite aumentar la probabilidad de ganar dinero al tener una mayor cantidad de mercados a tu alcance.
  5. Herramientas de análisis integradas: Otro punto interesante de operar con CFDs es que los brókers de CFDs suelen ofrecer una buena cantidad de herramientas integradas en sus plataformas para analizar los mercados y la evolución de los valores (algo que muy pocos brókers tradicionales hacen).

Como ves, hay múltiples beneficios a la hora de operar con CFDs respecto a la operativa con acciones del modo tradicional. Por tanto, si quieres comprar acciones para operar en el corto plazo, te recomendamos hacerlo según esta recomendación.

¡No lo hagas al revés!

Quizá te estés preguntando si no se puede hacer al revés. Es decir, comprar acciones a corto plazo para especular con ellas y utilizar los CFDs para invertir a largo plazo. La respuesta es clara: No. No se puede.

Ya hemos explicado que comprar acciones para operar a corto plazo tiene malos resultados, porque las comisiones son muy altas y los potenciales beneficios que puedes obtener se evaporan entre tanta comisión.

Pero… ¿Y por qué no utilizar la potencialidad de los CFDs para comprar las acciones para el largo plazo? Es decir, ¿por qué no aprovechar ese apalancamiento y reducción de comisiones para invertir a largo plazo?

Y la respuesta es sencilla: Porque lo que estás haciendo no es comprar acciones, sino un CFD (un contrato por diferencia). Esto significa que no tienes la propiedad del activo subyacente (en este caso, la acción).

Por tanto, no tienes derecho a cobrar dividendos ni nada parecido, y esto supone un mayor grado de incertidumbre en el largo plazo.

¿Podrías abrir una posición con un CFD y cerrarla años después? En teoría sí, pero es arriesgado.

En cualquier caso, posible es. Es arriesgado, pero no es una garantía de fracaso y de pérdidas como sí lo es operar a corto plazo con la compra real de acciones.

Pero, si quieres nuestro consejo: No te líes. Utiliza la compra de acciones reales para invertir a largo plazo y utiliza los CFDs para operar a corto plazo.

¿Qué acciones puedo comprar usando CFDs?

¿Y qué acciones puedes comprar usando CFDs? Pues prácticamente cualquiera que te interese, aunque es algo que depende mucho del bróker de CFDs que utilices. Cada bróker puede darte acceso a diferentes acciones de diferentes mercados.

En general, es fácil que, en cualquier bróker, encuentres CFDs de las siguientes acciones:

¿Cómo entrenar con Zwift? Los rodillos que recomendamos para el ciclismo virtual

¿Quieres un rodillo para entrenar en casa pero te aburre pedalear durante horas sin más entretenimiento que ver una etapa del Tour o una de tus películas favoritas? Una de las soluciones para esto es entrenar con un simulador virtual, que le dé un toque competitivo a nuestra sesión de rodillo y que nos permita socializar con compañeros de grupeta.

Este es el caso de aplicaciones como Zwift, un simulador en 3D donde rodamos a lo largo de recorridos virtuales junto a miles de ciclistas que nos acompañarán en todo momento. Se diferencia de Bkool, sobre todo, por tener un componente social más interactivo y por dejarnos más personalización a la hora de crear nuestro avatar virtual.

Zwift es muy fácil de utilizar, y sólo requiere un rodillo conectado a la aplicación y que cuantifique datos como la potencia y velocidad. Para enterarte de todo lo que debes saber para empezar a usar Zwift, y ver qué rodillos recomendamos comprar para este simulador, sigue leyendo este post.

Tabla de contenidos

❓ ¿Qué es Zwift y por qué merece la pena usarlo?

Empecemos por las preguntas más básicas: Zwift es una plataforma virtual de ciclismo que contiene un mundo generado en 3D, y que nos permite practicar ciclismo indoor como si fuera un videojuego, interactuando con distintos ciclistas y rodando en escenarios virtuales.

La aplicación genera un mundo en 3D que podemos recorrer, pero también tiene recorridos basados en zonas reales, y nos permite crear nuestro avatar y personalizar nuestra bicicleta o nuestra ropa.

Se trata, como ya sabes, de una aplicación similar a Bkool, con la diferencia de que Zwift se ha creado de manera independiente a cualquier marca de rodillos, lo cual les ha permitido conseguir una mejor compatibilidad con la mayoría de modelos del mercado.

�� ¿Merece la pena entrenar con Zwift?

    Desde mi punto de vista, los entrenos de rodillo se vuelven mucho más amenos y dinámicos cuando usamos Zwift. Podemos conectar rápidamente con otros compañeros que estén usándolo, y movernos a lo largo de un clasificación virtual. Si quieres no aburrirte mientras haces rodillo en casa, sobre todo cuando viene una larga temporada de mal tiempo, Zwift es una aplicación muy aconsejable. Además, cuenta con un calendario de actividades y competiciones donde podremos ir apuntándonos a diversas quedadas o retos. Si buscas exclusivamente mejorar tu rendimiento físico, la aplicación también tiene distintos planes de entrenamiento que nos ayudarán a alcanzar diversos objetivos.

�� ¿Quieres usar Zwift para practicar running en casa?

Recientemente Zwift ha lanzado también una versión de su app para corredores. En este caso, sólo tendremos que utilizar una cinta de correr o andar y un podómetro.

Si quieres saber más sobre cómo utilizar este simulador de running, echa un vistazo a la guía que publicamos al respecto:

�� ¿Qué necesito para entrenar en Zwift?

Para empezar a hacer deporte con Zwift, tendrás que cumplir algunos requisitos. Te los detallo a continuación:

    Evidentemente, necesitarás una bicicleta. No importa qué tipo de bici uses, ya que la mayoría de rodillos que recopilaré hoy son compatibles con todo tipo de medidas y ejes: tampoco es necesario que tenga una transmisión de alta gama ya que podremos usar la resistencia ajustable de cada rodillo. Necesitarás una suscripción a Zwift o la prueba gratuita. En estos momentos podemos probarlo durante 7 días. Tendrás que utilizar un rodillo y conectarlo vía ANT+ y Bluetooth a tu ordenador o al dispositivo donde usas Zwift. Si tienes un rodillo inteligente, este contará con un medidor de potencia o velocidad integrado que podremos usar con Zwift. En los rodillos clásicos, sin embargo, tendremos que utilizar los sensores de nuestra bici para enviar los datos al ordenador. En cualquier caso, es mejor utilizar un rodillo interactivo que pueda ajustar su resistencia automáticamente al conectarse a Zwift. La mayoría de modelos que te recomendaré en este post son interactivos, y proporcionan la experiencia más realista posible.

�� ¿Cómo puedo conectar mi rodillo al ordenador para usar Zwift?

Una vez hayas elegido un rodillo de entre las recomendaciones que te mostraré, es importante que lo conectes adecuadamente a la app de Zwift. Podemos usarla en tablets o smartphones, donde la conexión se hace vía Bluetooth.

No obstante, si lo que quieres es conectar tu rodillo inteligente al ordenador para usarlo con Zwift, puede que sea aconsejable usar ANT+. No todos los ordenadores disponen de conectividad Bluetooth (normalmente sólo los portátiles), y algunos permiten sólo un límite de conexiones máximas vía BT. Para evitar problemas de conexión y mejorar la estabilidad, una solución es conectar un adaptador ANT+ para recibir la señal del rodillo.

Esto lo podemos hacer con cualquiera de los adaptadores USB ANT+ que hemos analizado en Chollodeportes, como el siguiente:

¿Cómo utilizar Zwift en la tablet?

Aunque en el apartado anterior ya mencionaba que puedes hacer uso de Zwift en la tablet o móvil, quiero dedicar unas cuantas líneas más a contarte mi experiencia usando Zwift con un iPad.

Para empezar, te tienes que descargar la aplicación desde la app Store. Ten en cuenta que tienes que descargar «Zwift: Ride and Run» y no la app «Zwift Companion«. Esta última es simplemente como «un mando a distancia», donde puedes ver las actividades que ha realizado la gente a la que sigues, dar kudos, unirte a eventos, y poder realizar ciertas acciones mientras te encuentras en el simulador, como girar, sacar el codo, dar media vuelta, etc.

Una vez que te has descargado la aplicación, solo tienes que iniciar sesión, y en el primer uso, añadir los sensores Bluetooth que vas a utilizar. Fïjate que te digo Bluetooth, y no ANT+, porque las tablets llevan integrado Bluetooth. En mi caso no tengo ningún problema, porque mi rodillo tiene tecnología Bluetooth y mi pulsómetro es dual (tiene Bluetooth y ANT+).

Si tienes un sensor Garmin antiguo, es posible que solo tenga conectividad ANT+, con lo que necesitas comprar un dispositivo Bluetooth. ¡No te preocupes! Son baratos, en Chollo Deportes hemos publicado bastantes ofertas, usa el buscador superior.

¿El beneficio de usar la tablet en vez del ordenador? Pues que puedes colocarlo por ejemplo en el manillar con este soporte, y tenerlo mucho más a la vista. También podrás manejar la pantalla de una forma más sencilla que andar tocando el teclado haciendo malabares.

¿El punto negativo? Qué recuerdes tener la batería cargada al 100% o hacer uso del cargador mientras está la app abierta. Suele consumir un 40% de batería una sesión de 90 minutos con dos sensores conectados: potenciómetro y pulsómetro.

�� Utilizar un rodillo de rueda montada en Zwift sin desgastar la cubierta

Como he mencionado anteriormente, debemos distinguir entre distintos tipos de rodillos que son compatibles con Zwift, ya que casi cualquier modelo del mercado puede utilizar esta aplicación. Además de diferenciar entre rodillos interactivos (ajustan la resistencia automáticamente), inteligentes (transmiten los datos a la aplicación pero no ajustan la resistencia) y clásicos (ni ajustan la resistencia ni transmiten datos por si mismos), hay que distinguir entre:

  • Rodillos de transmisión directa, que montan un casete sobre el cual colocamos nuestra cadena para utilizar todo el rodillo como una transmisión. De esta manera el ruido del rodillo desaparece (sólo suena nuestra transmisión al pedalear), y no hay ningún desgaste en la cubierta.
  • Rodillos de rueda montada, donde colocamos la rueda sobre una base que se desliza y gira a la vez que rodamos. Son más baratos, pero también más ruidosos y la rodadura uniforme de nuestra cubierta puede provocar un desgaste muy rápido del neumático, por lo que te recomiendo comprar una cubierta específica de rodillo.

Este tipo de cubiertas, que ya he mencionado en algunos posts, tienen compuestos más duraderos y no están pensadas para salir a rodar en exteriores, por lo que aguantan muchas sesiones de rodillo sin que haya un desgaste problemático:

�� Los mejores rodillos para entrenar en Zwift

Zwift nos permite llevar nuestros entrenos al próximo nivel entrenando de una manera más interactiva y dinámica, pero aprovecharlo al máximo requerirá de un rodillo lo suficientemente potente como para que la sensación al pedalear sea realista. A continuación te mostraré los modelos que recomiendo comprar este año:

�� Rodillos clásicos

Una de las posibilidades para entrenar con Zwift si tienes un rodillo tradicional, que no incorpora medidor de potencia o velocidad, es utilizar sensores externos y conectarlos vía Bluetooth o ANT+ a Zwift.

Se trata de una manera de usar Zwift que da mucho menos realismo, pero si quieres probar la aplicación y quieres gastar dinero en comprar un rodillo más potente, puedes hacerlo de esta manera.

En este caso, te aconsejo echar un vistazo a la guía de rodillos de ciclismo baratos que publicamos recientemente:

�� Elite Suito

Elite es uno de los fabricantes de rodillos más famosos del mercado, al contar con un rango de precios amplísimo (desde los 100 euros hasta los 700 o más). Según Zwift, el Elite Suito es el rodillo de esta marca que mejor funciona con el simulador virtual, y tiene la certificación oficial de Zwift.

No obstante, hay más alternativas dentro de la gama de rodillos interactivos de Elite, así que sigue leyendo para ver más rodillos interesantes.

�� Elite Drivo II

El Drivo II es la evolución del Elite Drivo, el rodillo tope de gama con la potencia límite más alta (hasta 3600 vatios) y con el funcionamiento más silencioso de todos los modelos de Elite. Cuenta con unas patas plegables que le dan una gran estabilidad y que permiten que sea más compacto cuando lo guardamos.

�� Elite Direto X

Este rodillo es también una renovación del Elite Direto original, un modelo top ventas que ahora se ha actualizado con más realismo a la hora de simular pendientes (hasta un 18%) y con una buena potencia máxima (hasta 2100W). Al ser de transmisión directa, no tendremos que colocar nuestra rueda sobre él.

�� Elite Tuo

Si buscas un rodillo mucho más compacto y con un diseño elegante, el Tuo es el modelo de Elite para los ciclistas que quieren un rodillo con medidor de potencia e interactivo pero no quieren que sea demasiado voluminoso. Es de rueda montada, así que tendremos que montar nuestra bici sobre él sin desmontar la rueda.

�� Wahoo KICKR

Wahoo es otra marca líder en el sector de los rodillos de ciclismo: sus modelos no son especialmente baratos, pero tienen una buenísima calidad, son compatibles con todas las apps de ciclismo. El KICKR es el rodillo tope de gama de Wahoo, con la mayor precisión y potencia posible, capaz de aguantar hasta 2200 vatios y una inclinación del 20%.

�� Wahoo KICKR Core

Si quieres un modelo de rodillo Wahoo de transmisión directa más económico, el KICKR Core es una variante del KICKR que recorta la potencia máxima (1800W) y la pendiente simulada (hasta un 16%) sin hacer grandes sacrificios en otras especificaciones. Es un modelo perfecto para entrenar con Zwift si buscamos ahorrar algunos cientos de euros.

�� Wahoo KICKR SNAP

Si quieres un rodillo interactivo pero no necesitas que sea de transmisión directa, el KICKR SNAP puede ser el modelo más indicado. Se trata de un rodillo de resistencia electromagnética que simula hasta el 12% de pendiente, suficiente para la mayoría de entrenos de deportistas aficionados. Su potencia máxima es de 1500 vatios.

��️ Tacx Neo 2T

Tacx se ha ganado estar en el top 3 de marcas de rodillo, gracias a tener modelos que se adaptan a presupuestos muy diversos. En el tope de gama encontramos el Neo 2T, su rodillo más silencioso y potente. Este rodillo evoluciona desde el Tacx Neo original para tener una mejor estabilidad y ser compatible con todo tipo de bicis, incluso las de medidas Boost.

Destaco en este rodillo su inclinación máxima, un 25% que lo sitúa en lo más alto en el ranking de rodillos de alta gama. Es capaz de aguantar hasta 2200 vatios y su precisión tiene un margen de error inferior al 1%.

��️ Tacx Flux 2

Un escalón por debajo en la gama de rodillos de transmisión directa está el Flux 2, que reduce bastante su precio a cambio de tener una menor inclinación máxima (16%), una medición de vatios algo menos precisa (aunque el margen de error en este caso es sólo del 2.5%) y una potencia máxima de 2000 vatios. El diseño es más compacto que el del Neo 2T, aunque eso a la vez hace que sea algo menos estable.

��️ Tacx Flux S

Si buscas un modelo de transmisión directa más económico de lo habitual, compatible con todas las apps de ciclismo como Zwift, el Tacx Flux S es lo más económico que podemos encontrar en esta marca sin tener que quitar la rueda de nuestra bicicleta para entrenar. Su inclinación máxima es del 10% y su potencia llega hasta los 1500 vatios, pero es más que suficiente para ciclistas aficionados que empiezan a usar Zwift.

��️ Tacx Vortex Smart

En el caso de que no te importe montar tu rueda sobre el rodillo para entrenar, el Tacx Vortex Smart es un rodillo interactivo bastante económico que cuenta con una inclinación máxima del 7% y que soporta hasta 950 vatios de potencia. Además de medir potencia, también controla nuestra velocidad y cadencia, y el rodillo está encapsulado para ser lo más silencioso posible.

��️ Tacx Satori Smart

La última opción de Tacx que recopilo en esta guía de compra es el Tacx Satori Smart: es un rodillo inteligente, pero no interactivo. Esto quiere decir que veremos todos los datos de nuestro entreno en Zwift, pero el rodillo no se ajustará automáticamente a la dureza del terreno que recorremos y tendremos que jugar manualmente con la resistencia.

�� ¿Cómo instalar y utilizar Zwift? ¿Cuánto cuesta?

Una vez hayamos montado nuestra bicicleta sobre el rodillo, tocará descargar Zwift, algo que podemos hacer desde la web oficial.

Al iniciarlo, tendremos que crear una cuenta y elegir una suscripción. Normalmente hay una prueba gratuita de 7 días para el Zwift de ciclismo, después de los cuales tendremos que pagar una cuota de 15€ al mes.

En mi opinión, no creo que sea un servicio demasiado caro teniendo en cuenta que nos permitirá realizar muchos entrenos al mes. Lo veo más bien como una inversión: el mismo desgaste que puede sufrir nuestro equipo si salimos a rodar en exteriores (cubiertas desgastadas, ropa de invierno, accesorios que son innecesarios en casa…) también supone un gasto mensual o anual a tener en cuenta, así que, en mi opinión, Zwift merece bastante la pena.

¿Qué te ha parecido nuestra guía de rodillos para Zwift? Deja cualquiera de tus dudas en la sección de comentarios y nuestro experto te responderá rápidamente.

Negocie CFD de acciones con Plus500

La plataforma de negociación de Plus500 le permite negociar acciones de todos los mercados populares como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y más, con apalancamiento y márgenes bajos. Utilizando nuestras herramientas avanzadas de negociación, usted también puede controlar sus ganancias y pérdidas.

Negocie acciones populares

Negocie en CFD de acciones como Facebook, Apple, Microsoft y Alphabet. Aproveche los mercados en caída o en aumento, abriendo posiciones de Compra o de Venta. Descubra nuestros índices de sector Eche un vistazo a nuestras acciones de cannabis ‎

Negocie acciones con apalancamiento

Negociación flexible en CFD de acciones. Apalancamiento hasta 1:300 le permite comenzar a negociar con tan poco cómo 100 € ¡para ganar el efecto del 30 000 € del capital!

Controle sus ganancias y pérdidas

Predefina Topes y Límites en la plataforma de Plus500 para limitar sus pérdidas y bloquear sus ganancias. Para evitar deslizamiento, pruebe nuestra función de Tope garantizado.

  • Plus500 es principalmente compensado por sus servicios a través del diferencial de Compra/Venta.

Aprender Más Sobre la Negociación

¿Qué son las acciones?
Trading de Acciones con CFD
Sectores de Acciones
¿Qué determina el precio de las acciones?
Consejos de Comercialización en el Mercado de Capitales
Compartir Estrategias de Trading

¿Por qué Plus500?

Plataforma simple e intuitiva

Autorizada y regulada

Protección de balance negativo

Apoyo en línea 24/7

Preguntas frecuentes

¿Qué es la negociación de acciones en línea y cómo funciona?

La negociación en acciones en línea significa comprar y vender acciones de compañías que cotizan en la bolsa de valores.

El precio de una determinada acción es establecido por el número total de acciones que ha creado una empresa, generalmente medido en la moneda del mercado de valores en el que cotiza, por ejemplo, peniques (en el Reino Unido), euro (en Europa), yen (en Japón) y dólares estadounidenses (en los EE. UU.).

De acuerdo con la ley de la oferta y la demanda, cuando hay más negociantes que quieren comprar una compañía que venderla, el precio de sus acciones generalmente aumenta. Por el contrario, cuando hay más negociantes que quieren vender una compañía que comprarla, el precio de las acciones tiende a disminuir.

Para ver una lista completa de los CFD de acciones que ofrece Plus500, haga clic aquí.

¿Qué es la negociación en CFD de acciones?

La negociación en CFD de acciones es una forma de negociación que le permite especular sobre los precios de las empresas que cotizan en bolsa, como la Bolsa de Nueva York, la Bolsa de Londres, NASDAQ y la Bolsa de Tokio, sin la necesidad de poseer las acciones subyacentes.

Otra característica singular de la negociación en CFD de acciones es la capacidad de aumentar su exposición en el mercado a través del apalancamiento (o margen). Esto significa que usted solo necesita una fracción del valor total de la negociación.

¿En qué se diferencia la negociación en el mercado de valores de la negociación en Forex?

Las cinco diferencias principales entre la negociación en acciones y la negociación en Forex son:

  • Volumen de negociación – el mercado de Forex tiene un mayor volumen de negociación que el mercado de valores.
  • Diversidad de instrumentos – hay miles de acciones para elegir y varias docenas de pares de divisas.
  • Efecto precio – Los precios de las acciones se ven afectados principalmente por los «factores internos», como los informes financieros y otros eventos corporativos (dividendos, divisiones de acciones, etc.), mientras que los pares de divisas se ven influenciados principalmente por «factores externos», como los cambios políticos y económicos positivos o negativos entre países/regiones.
  • Volatilidad del mercado – los precios de las acciones pueden fluctuar extremadamente de un día a otro, y sus fluctuaciones son generalmente más acentuadas que las que se encuentran en los mercados de Forex.
  • Cocientes de apalancamiento – el apalancamiento para los CFD de Forex en la plataforma Plus500 es 1:300, mientras que el apalancamiento para los CFD de acciones es 1:300.

Por favor tenga en cuenta que al negociar con Forex o CFD sobre acciones usted no posee realmente el instrumento subyacente, sino que está negociando sobre su cambio de precio anticipado.

¿Cómo empezar el day trading en los precios del mercado bursátil?

Siga estos pasos para comenzar a negociar CFD de acciones con Plus500:

  1. Si todavía no tiene una cuenta Plus500, abra una Cuenta de Negociación Aquí.
  2. Complete el registro de su cuenta y la verificación de documentos, luego deposite fondos.
  3. Para buscar una acción específica, haga clic en la barra de búsqueda y escriba el nombre o el símbolo de la compañía.
  4. Considere la posibilidad de establecer órdenes de tope por adelantado: usted puede definir el nivel de ganancias con el que quedaría satisfecho y/o el nivel en el que desearía cerrar la posición en caso de que la tendencia se vuelva contra usted.
  5. Abra una negociación.
Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Like this post? Please share to your friends:
Cómo negociar opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: