El coronavirus provocara un impacto para la economia global

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

El coronavirus provocará un fuerte impacto en la economía global

La crisis del coronavirus está resultando ser una amenaza mucho peor de lo esperado.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos alerta sobre el riesgo de recesión en la economía europea.

Además, el organismo prevé que si la crisis continua agravándose perjudicará significativamente a la economía global, pues según sus estimaciones apenas crecerá la mitad de lo que debería.

En el peor de los escenarios la economía podría crecer tan solo un 1,5% a nivel mundial.

Glosario del contenido del artículo:

La amenaza del coronavirus para la economía

Los expertos afirman que podría agravarse y alargarse en el tiempo. De hecho si lo comparamos con las tensiones comerciales que sufrimos el año pasado ya apenas tienen importancia.

Según la OCDE sí la epidemia del coronavirus se vuelve más agresiva, virulenta y se extiende más allá de este verano la economía a nivel global sufrirá las consecuencias.

El PIB global crecerá tan solo un 1,5%, mientras que hace unos meses los pronósticos eran del 2,9%.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Esto es prácticamente la mitad de la previsión estimada antes de la crisis del coronavirus, y bastante menos qué el 3,2% que creció la economía mundial en 2020.

En esta situación los principales perjudicados serían China y los países del hemisferio norte más desarrollados. En cualquier caso, según sus pronósticos en un escenario más optimista la crisis debería remitir antes, por lo que solo se perdería medio punto.

De ser así la economía podría crecer alrededor de un 2,4%. No obstante, aunque se trataría de un dato más favorable seguiría siendo la menor tasa desde la crisis.

Hay que decir que la economía mundial ya estaba en una situación delicada antes de la aparición del virus Covid-19. Pero su rápida propagación está afectando a la economía, ralentizando toda la actividad económica a nivel global.

Evidentemente, esta crisis afectará de manera negativa al crecimiento mundial de la economía. Cómo acabamos de comentar, la OCDE tiene dos escenarios posibles: el malo y el peor.

Escenario malo:

Sí la crisis del coronavirus remite relativamente pronto tendríamos el primer escenario, que digamos es el menos malo. Los efectos en la economía como consecuencia de la epidemia podrían afectar al crecimiento global, pero sólo en medio punto, y ser de un 2,4%.

Según los analistas el primer trimestre de este año 2020 podría acabar en negativo, sobre todo con las perspectivas para la economía mundial de la última revisión.

Escenario peor:

Por otro lado, si la situación se agrava y se extiende más allá del verano tendríamos el peor escenario, en el que se prevé un frenazo en el crecimiento del PIB global.

En este caso la estimación de crecimiento se reduciría a la mitad, a tan solo un 1,5%.

El riesgo de recesión en Europa

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos alerta sobre el riesgo que existe de una recesión en la economía europea.

Y es que si se diese el peor de los escenarios esto podría empujar a las economías de algunos países a una recesión, incluyendo algunos países de la zona euro.

En la eurozona la OCDE prevé un crecimiento de 0,8% este año, frente al 1,1% qué pronosticaba hace alrededor de tres meses. En 2021 las previsiones deberían situarse en torno al 1,2%.

A destacar de las principales economías europeas Italia, que es en este momento el país más afectado por el brote del coronavirus. La previsión para este año es de tan solo 0,1%, pues a principios de noviembre ya tenía una previsión bastante baja de 0,4%.

Por otro lado tenemos Francia, otro país que está sufriendo los estragos del Covid-19 y cuyas previsiones de crecimiento ahora es del 0,9% frente al 1,2% pronosticado hace unos meses.

Y después tenemos Alemania, qué tendrá un crecimiento mucho más flojo, del 0,3%. Aunque las estimaciones anteriores también eran muy bajas, de solo el 0,4%.

Perspectivas en Estados Unidos y China

La crisis del coronavirus apenas está llegando a Estados Unidos, como quien dice.

Las previsiones solo caen a un 1,9%, que es un 0,1% menos de lo previsto inicialmente. Esto se debe principalmente a que la economía de Estados Unidos es menos dependiente de otras.

En el otro extremo tendríamos las economías asiáticas, como la china.

La OCDE ya pronosticó una ralentización de la economía hace tres meses, pero ahora ha caído significativamente la confianza y la demanda externa es más débil por lo que las perspectivas de crecimiento también han sufrido un mayor impacto.

El país en el que se originó el coronavirus solo crecerá un 4,9%, que son 8 décimas menos de lo que se previa en noviembre. No obstante, los analistas esperan que el país se recupere lo antes posible y que vuelva a disfrutar de un crecimiento superior al 6%.

De hecho, si todo evoluciona favorablemente la economía podría crecer un 6,4% en 2021.

Las previsiones de recuperación para 2021

Sea como sea, mientras avance la enfermedad los gobiernos de los países afectados por la infección del coronavirus tendrán que estar preparados para actuar de manera coordinada.

Tal y cómo indicó el economista y jefe de OCDE, Laurence Boone, hay que enviar un mensaje de confianza fuerte. Para ello sería necesaria ‘una respuesta coordinada del G20 en materia política, sanitaria, fiscal y monetaria’.

De esta manera las economías perjudicadas podrían comenzar a recuperarse en un par de años, incluso con el peor de los escenarios.

Por otro lado, la OCDE insiste en que la recuperación podría conseguirse en 2021, pues sí ‘los efectos del brote de virus pierden intensidad’ la economía debería tener la capacidad de crecer al 3,3%.

El FMI pronostica para este año la mayor recesión desde la Gran Depresión de 1929

Georgieva dibuja un panorama aún más lúgubre que el que proyectó hace dos semanas

El mundo se enfrenta a “una crisis como ninguna otra”. La pandemia del coronavirus “ha alterado el orden económico y social a la velocidad de un rayo”, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), y provocará un impacto en la economía global que será el mayor desde la Gran Depresión de los años treinta. La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, ha dibujado un escenario aún más sombrío que el que pintó hace apenas dos semanas.

Hace solo unos meses, ha recordado Georgieva en un mensaje difundido por Internet, el FMI esperaba para este año un crecimiento positivo en la renta per cápita en 160 de los 189 países miembros. “Hoy, ese número se ha dado la vuelta: ahora proyectamos que más de 170 países experimentarán crecimiento negativo este año”, asegura. Sigue habiendo “una extraordinaria incertidumbre” sobre la profundidad y duración de la crisis, ha advertido Georgieva, pero ya hay algo claro: “El crecimiento global se volverá bruscamente negativo en 2020 y anticipamos las peores consecuencias económicas desde la Gran Depresión”.

La “previsión lúgubre”, ha asegurado la economista, se aplica tanto a las economías en desarrollo como a las avanzadas. “Pero igual que la crisis sanitaria golpea más duro a los más vulnerables, la crisis económica golpeará también más fuerte a los países vulnerables”, ha señalado.

“Los mercados emergentes y las naciones de rentas bajas, por toda África, América Latina y buena parte de Asia, están en alto riesgo”, ha advertido Georgieva. “Estimamos que las necesidades brutas de financiación externa para mercados emergentes y países en desarrollo estará en los billones de dólares, y solo pueden cubrir una porción de eso por sí mismos. Necesitan ayuda urgentemente”.

La directora del Fondo califica de “alentador” que los Gobiernos hayan pasado a la acción, inyectando estímulos fiscales por un valor aproximado de ocho billones de dólares, y considera que ha habido una “coordinación significativa”. Georgieva ha resumido las prioridades a partir de ahora en cuatro puntos: primero, continuar con las medidas de contención y el apoyo a los sistemas de sanidad; segundo, proteger a las personas y compañías afectadas con medidas fiscales y financieras; tercero, reducir el estrés en el sistema financiero y evitar el contagio; y cuarto, mientras se avanza en la fase de contención, planear para la recuperación.

Así, ha explicado la economista, si la pandemia se disipa en la segunda mitad del año, el “supuesto de referencia” del Fondo es de “una recuperación parcial en 2021”. Pero ha subrayado que sigue habiendo “una tremenda incertidumbre” y hay muchos factores, incluida la duración de la pandemia, que podrían hacer que empeoren las proyecciones.

“Estos son los tiempos para los que el FMI fue creado”, ha recordado Georgieva. El Fondo, ha asegurado, coloca al servicio de sus miembros el billón de dólares de que dispone en capacidad de préstamos. Además, ha duplicado sus fondos de financiación de emergencia hasta los 100.000 millones de dólares para atender las solicitudes que han formulado más de 90 países. La semana que viene el Fondo y el Banco Mundial celebrarán, de manera virtual debido a la pandemia, sus reuniones de primavera, en las que se tratarán las acciones a llevar a cabo de inmediato. Estas determinarán, ha concluido Georgieva, “la velocidad y la fortaleza de la recuperación”.

Información sobre el coronavirus

– Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

¿Cómo podría afectar el nuevo coronavirus a la economía de América Latina?

La región está significativamente enlazada a China, ya que las relaciones económicas entre ambas se han disparado en las últimas décadas, particularmente a través del comercio, la inversión extranjera directa y los préstamos. El brote del COVID-19 representa una nueva amenaza potencial para la economía de la región, según un experto en desarrollo de las Naciones Unidas.

El subsecretario general adjunto de la ONU y director regional de América Latina y el Caribe, Luis Felipe López-Calva, analiza la situación a la que se enfrenta esta región tras la aparición del nuevo coronavirus que está afectando a la economía mundial en el artículo que reproducimos a continuación:

El brote del COVID-19 es una nueva potencial fuente de volatilidad y una amenaza para la estabilidad macroeconómica de América Latina y el Caribe.

Si bien aún es pronto para comprender completamente su impacto en el crecimiento de China, y cómo se traducirá en una desaceleración en nuestra región, lo que sabemos hasta ahora es que el coronavirus se está propagando a un ritmo acelerado y ha provocado una interrupción de la actividad económica en China, ya que el Gobierno ha limitado la movilidad dentro y fuera del país.

El virus se ha extendido a más de 117 países, con más de 117.335 personas afectadas.* Es muy probable que el impacto del virus en el crecimiento chino y los precios de los productos básicos, además, represente un shock para nuestra región.

América Latina y el Caribe está significativamente enlazada a China, ya que las relaciones económicas entre ambas se han disparado en las últimas décadas, particularmente a través del comercio, la inversión extranjera directa y los préstamos.

El comercio entre China y la región aumentó de 12.000 millones de dólares en el año 2000 a 306.000 millones en 2020, y ya es el segundo socio comercial. Hace tres años, ya representaba 9% de las exportaciones totales latinoamericanas y 18,4% de las importaciones totales.

Principales socios

No en todos los países es igual, pero, por ejemplo, China representa 28,1% del total de las exportaciones brasileñas, así como 10,5 % de las argentinas y 32,4 % de las chilenas. Si bien China importa principalmente productos primarios como minerales y metales, productos agrícolas y combustibles de la región, sus exportaciones consisten en máquinas y equipos eléctricos, textiles, productos químicos y metales.

Sus seis principales socios comerciales en la región son Brasil, Argentina, Chile, Perú, Colombia y Venezuela, cuyas exportaciones se concentran en cuatro productos, que representan 75% de las exportaciones latinoamericanas a China: cobre, soya, petróleo crudo y mineral de hierro.

Una desaceleración de la demanda china de bienes impulsada por una desaceleración económica tendrá fuertes impactos en países como Brasil, Chile y Perú.

Del mismo modo, la inversión extranjera directa y los préstamos de China han aumentado en la región durante la última década. Entre 2005 y 2020, la inversión de China en esta región representó 5% de la inversión extranjera directa total (más de 90.000 millones de dólares).

Según el centro de políticas públicas Diálogo Interamericano, China ha colocado más de 141.000 millones de dólares en préstamos para la región desde 2005, lo que representa más que el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina combinados.

Venezuela es, por mucho, el mayor receptor de estos préstamos, con un monto de 67.2000 millones de dólares desde 2005, seguido de Brasil (28.900 millones), Ecuador (18.400 millones) y Argentina (16.900 millones).

Aunque el alcance total del impacto del coronavirus dependerá en última instancia de qué tan bien se contenga el brote, se espera que el crecimiento de China en el primer trimestre del año caiga bruscamente y se recupere más adelante en el año. Si bien China ha estimado su crecimiento para 2020 en 6%, varios analistas han revisado sus proyecciones a entre 5 e incluso 4,5%.

[Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android. O subscríbete a nuestro boletín.]

Repercusión en los productos básicos y la inversión

Es probable que estos shocks se traduzcan en América Latina y el Caribe a través del comercio, los precios de los productos básicos y la inversión extranjera directa que sostienen las relaciones con China.

En términos de comercio, por ejemplo, una desaceleración de la demanda china de bienes impulsada por una desaceleración económica tendrá fuertes impactos en países como Brasil, Chile y Perú, exportadores netos a ese destino; Argentina, Colombia y Ecuador también sentirán el impacto en menor medida.

La historia demuestra que, en América Latina y el Caribe, la volatilidad es la norma y no la excepción, y que las trayectorias de desarrollo de sus países no son lineales.

La volatilidad surgida con este nuevo coronavirus pone a prueba la resiliencia aquí y en China, esa capacidad de volver a un camino predeterminado de desarrollo en el menor tiempo posible después de sufrir un shock adverso. Por lo mismo, más allá del pánico que ha desatado este nuevo virus, el coronavirus COVID-19 es un llamado a la resiliencia en América Latina y el Caribe.

*Las cifras con respecto a países y casos pueden haber cambiado.

Esta artículo fue publicado originalmente en el Washington Post el 4 de marzo de 2020. Este artículo puede leerse en el sitio internet del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Like this post? Please share to your friends:
Cómo negociar opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: