Por que invertir en Gas Natural y como hacerlo muy rentable

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

MEGA GUÍA sobre cómo invertir en gas natural

El gas natural es una fuente de energía consistente en una mezcla de hidrocarburos ligeros, muy volátiles, de origen natural. Los gases que componen esta mezcla son, principalmente, metano y etano, aunque también incluye propano, dióxido de carbono, helio y otros gases.

En España, la compañía más potente que invierte en esta fuente de energía es Naturgy, anteriormente conocida como Gas Natural. Su peso en el mercado nacional e internacional le ha permitido convertirse en uno de los grandes dominadores del sector energético en España, especialmente en materia de gas.

Pincha en la sección que te interesa

Sobre Gas Natural

Gas Natural Fenosa, actualmente Naturgy, es una empresa del sector eléctrico y gasístico de las más importantes en España. Junto a Iberdrola y Endesa, estos tres gigantes energéticos dominan el mercado eléctrico nacional.

Naturgy distribuye electricidad y gas natural, pero además aprovisiona, genera y comercializa estas materias. Su origen se remonta al siglo XIX, pero es a finales del siglo XX, en 1991, cuando finalmente adquiere el nombre de Gas Natural. A finales de los 90, esta empresa adquirió la empresa pública Enagás, aunque en 2009 terminó por vender estas acciones.

También a finales del siglo XX, la empresa entró en el mercado latinoamericano, en Brasil, México y Colombia. En la actualidad, su diversificación internacional es una de las claves de su éxito, pues solo en Latinoamérica consigue más de dos tercios de sus beneficios.

La ventaja que tiene Gas Natural, ahora Naturgy, es que opera en un mercado en el que hay pocos competidores, dando lugar a un oligopolio. Para invertir en Gas Natural hay que superar unas barreras de entrada muy pesadas, de modo que es difícil que la competencia llegue hasta el nivel de las empresas más asentadas en el sector.

Uno de los momentos más relevantes en la historia de la empresa fue el año 2009, cuando se aprobó la OPA, Oferta Pública de Adquisición, ejercida sobre Unión Fenosa. Esta operación permitió a Gas Natural adquirir el 95,22% del capital social de Unión Fenosa y asimilar los activos de la compañía, pasando desde ese momento a ser Gas Natural Fenosa.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Naturgy forma parte del selecto club de empresas que operan en la Bolsa española y son conocidas como el IBEX 35, es decir, el índice de referencia de la bolsa española en el que participan las 35 empresas con mayor liquidez.

¿Por qué invertir en petróleo y Gas Natural?

Históricamente, los inversores se han interesado principalmente por dos tipos de activos: las acciones y los bonos.

En los últimos años, por diversas razones, las materias primas están adquiriendo cada vez más relevancia, y entre ellas, el petróleo y el gas natural adquieren un puesto destacado.

Las materias primas generan grandes retornos, pero son activos complejos. Los inversores, por tanto, encuentran pocas opciones para acceder a estos activos, y cuando lo hacen, son opciones complicadas y difíciles de entender.

El atractivo de las materias primas reside en la capacidad de estos activos de suavizar la volatilidad global de la cartera y en la protección contra ciertos ambientes financieros adversos con una reducida probabilidad de que acontezcan pero con alto impacto en los retornos.

La mayoría de las acciones del Ibex 35 dependen fuertemente del Estado y la regulación, de modo que esto incide en esa protección frente a los entornos económicos adversos que comentamos.

Otra razón que anima a muchos inversores a apostar por el gas natural es que este combustible opera en Europa con contratos que tienen una duración entre 5 y 25 años, un periodo muy largo, y por lo cual, que ofrece poca variabilidad en los activos.

En el caso del gas natural, esta materia prima también opera de forma internacional en otros mercados como el NYMEX y el IPE. El NYMEX es el New York Mercantile Exchange mientras que el IPE es el International Petroleum Exchange, ambos mercados hacen posible especular con la cotización gas natural.

A su vez, el gas natural se ve afectados no solo por la especulación, sino también por otros factores como: el precio del petróleo, el valor del dólar, la producción de gas y la fuerza de la demanda, que va muy en sintonía con la demanda de petróleo.

Cotización histórica Gas Natural

A nivel histórico, la cotización gas natural ha sufrido muchas variaciones, siendo un activo un tanto inestable aunque siempre atractivo. El precio de sus acciones puede variar y, por momentos, su cotización histórica ha alcanzado valores superiores a los 44 dólares por acción.

Durante los años previos a la crisis, la cotización gas natural mantenía una tendencia alcista. En los primeros años de recesión económica, las acciones de gas natural redujeron su precio de 44 dólares a poco más de 10, incluso por debajo de su precio cuando esta compañía salió a bolsa.

Entre abril de 2009 y agosto de 2020, la cotización gas natural vivió un periodo de inestabilidad tan común para este valor, pero con poca variación en el precio de las acciones, que pasaron de apenas 10 dólares a poco menos de 15 para volver a alcanzar valores similares a los de su cotización histórica más baja, unos 10 dólares.

Los últimos seis años y medio se han caracterizado por una tendencia alcista de la cotización gas natural, alcanzando en la actualidad un precio en las acciones de unos 22 euros, aunque este valor no es el más alto en esta serie desde 2020, pues en 2020 la cotización gas natural alcanzó los 24 dólares por acción.

Tendencia y perfil de riesgo

La situación técnica de este activo sigue siendo una tendencia alcista, aunque se debe vigilar, especialmente en el medio largo plazo.

Tras comprobar la cotización histórica del gas natural durante toda su trayectoria, inestable pero siempre con tendencia al alza en sus precios, salvo el periodo comprendido entre 2007 y 2009, los escenarios en los que viene moviéndose la cotización gas natural continúan siendo alcista y no se aprecian síntomas de agotamiento.

Sobre el perfil de riesgo, en términos generales las acciones de gas natural tienen el mismo comportamiento a la baja que el índice bursátil y la incidencia de noticias negativas puede afectarle penalizando el activo en valores de entre el 1 y el 2%.

Aunque la cotización gas natural es uno de los valores más seguros del IBEX, por las razones anteriormente comentadas: fuerte conexión y dependencia de los sectores estatales y negocio seguro basado en un mercado en situación de oligopolio, la tendencia bajista puede aparecer en cualquier momento.

Quizás los próximos años esto acabe llegando antes o después, en el medio plazo, puesto que los combustibles fósiles son un recurso finito, y el caso del petróleo de fácil extracción ha alcanzado ya su cénit.

Los próximos años serán claves para el negocio de la energía y los combustibles fósiles. La humanidad camina hacia un modelo energético cada vez menos dependiente de los combustibles fósiles, o al menos ese es el propósito de las cumbres del clima año a año.

No obstante, siguen siendo muchos países los que apuestan de manera decidida por estas formas de energía y eso es lo que mantiene al petróleo y al carbón como principales activos para generar energía, seguidos muy de cerca por el gas natural, que aunque también es un combustible fósil, se considera más limpio que los dos anteriores.

Las energías renovables no pueden sustentar todo el peso de la energía de los combustibles fósiles y la energía nuclear también camina en el futuro a su cénit, especialmente con el uranio, además de mantener esa constante duda sobre qué hacer con los residuos radiactivos generados.

Cómo invertir en Gas Natural

Para invertir en gas natural existen numerosas posibilidades. Una opción es mediante los contratos de futuro, si bien esta práctica obliga a adquirir ciertos conocimientos financieros, de modo que no son aptos para un inversor medio. En el NYMEX se cotizan contratos de futuros de gas natural: Gas Natural, Henry Hub Natural Gas Last Day o E-mini Gas Natural.

La segunda opción interesante son las acciones, esto es, participaciones en compañías que se dedican a la producción o extracción de las materias primas. La rentabilidad de estas empresas generalmente depende del precio de mercado de sus productos, de modo que sus perspectivas tienden a mejorar cuando aumentan los precios de las materias primas en cuestión. A continuación veremos con los dividendos que invertir en Gas Natural sigue siendo una práctica muy rentable.

Aunque el gas natural es una materia prima, del campo de la energía, la exposición física no es una buena práctica con este activo. La exposición física de una materia prima consiste en comprar y almacenar la mercancía deseada. Así, el inversor se asegura la exposición a los cambios en el precio de contado de sus materias primas.

Esta práctica solo tiene sentido para los productos que exhiben ciertas propiedades físicas estándares y mantienen un valor suficiente en relación al peso para mantener los costes de almacenamiento a un nivel razonable.

El almacenamiento de monedas o lingotes de oro sí es una buena opción, pero obtener exposición física al petróleo crudo, el gas o el ganado tiene como inconvenientes una serie de rémoras logísticas y costes que hacen imposible estas posibilidades de inversión.

Finalmente, los ECTs, los vehículos de inversión listados en bolsa que se negocian como acciones. Esta práctica permite a los inversores ganar exposición a las materias primas de forma individual, sectorial o global.

Dividendos

Entre todas las empresas que operan en el IBEX35, las acciones de Gas Natural se encuentran entre las favoritas de muchos inversores, especialmente aquellos que buscan rentabilidad por dividendos.

Por norma general, la cotización gas natural se sitúa por encima del 4% de rentabilidad sobre la inversión, lo que sitúa a esta empresa como una de las más atractivas, pues no todas ellas alcanzan una rentabilidad tan alta.

De manera global, en los últimos seis años, la rentabilidad media de las acciones de gas natural no han bajado del 5% en lo que se refiere a dividendos.

Como hemos visto anteriormente, existen muchas formas de invertir y comprar acciones de gas natural y conseguir beneficios con las mismas, pero la más habitual es adquirirlas en el mercado y mantenerlas a largo plazo, confiando en la tendencia al alza estable de este valor.

No obstante, las opciones, los warrants y los CFDs son otras alternativas para introducirse en la inversión con gas natural.

Opciones y warrants

Las opciones financieras y los warrants son, a menudo, productos que se consideran similares, pero que son bastante diferentes, hasta el punto de que son totalmente opuestos.

Las opciones son contratos entre dos partes. La persona o institución propietaria de acciones o que quiere adquirir las mismas es una parte de este contrato y la otra es la persona o institución que quiere comprar o vender estas acciones. Cuando se opera con opciones, el bróker actúa en el Mercado de Intercambio (Stock Exchange Market).

Los warrants son contratos entre inversores y la entidad financiera que emite esos warrants en nombre de la compañía propietaria de las acciones en las que están basadas los warrants.

Mientras que las opciones están estandarizadas en cuanto a precios y meses de expiración, de modo que todos los agentes jueguen bajo las mismas reglas, los warrants cambian sus reglas según las necesidades de la empresa.

Las opciones pueden ser americanas o europeas. Si son americanas, se pueden ejecutar en cualquier momento, mientras que si son europeas solo se pueden ejecutar en la expiración. Los warrants son únicamente de estilo europeo. Así. El valor de las opciones de estilo americano es mayor, lo que ofrece mayor capacidad de beneficio.

Una última ventaja de las opciones con respecto a los warrants es que las primeras se pueden vender, mientras que los warrants solo se pueden comprar. La venta de derivados, algo que permiten las opciones, es lo que realmente genera beneficio económico sin depender de las entidades que emiten los warrants.

Tanto warrants como opciones se negocian en la Bolsa de Madrid y con ambas se pueden comprar y vender acciones de Gas Natural disponiendo de una pequeña fracción del dinero.

Si se ejecutan bien las operaciones, se pueden obtener grandes beneficios en poco tiempo. En España, las principales compañías que operan con warrants son el BBVA y el Banco Santander.

Trading

Por último, otra forma de participar en los mercados financieros con acciones de Gas Natural es mediante la compra venta de acciones. Para ello, la opción pasa por acudir a una plataforma de trading en línea y operar en materias primas como el petróleo y el gas, o bien apoyarse en un bróker tradicional.

La compra venta de CFDs consiste en contratos por diferencias. Son instrumentos de inversión derivados al contado sin vencimiento y ofrecen la posibilidad de realizar operaciones sobre los movimientos de los precios sin poseer el activo subyacente. Esta opción tiene como aspecto positivo el hecho de que no hay que desplazarse o recurrir a ningún intermediario bancario.

A través de los CFDs se pueden obtener beneficios en mercados alcistas y bajistas, y además en ocasiones se utilizan como cobertura para las inversiones en acciones. En estas operaciones, el precio del CFD está vinculado a su subyacente, que es el que cotiza en el mercado y del que se conoce su precio en todo momento.

Los CFDs son productos con apalancamiento, y esto significa que se puede tener una posición sobre un activo, en este caso Gas Natural, sin desembolsar la totalidad del coste de este, solo el margen requerido para dicha operación. El gran problema de esta práctica es que se contemplan altos riesgos, pues el inversor puede perder más capital que el invertido.

Entendemos mejor cómo funcionan los CFDs con un ejemplo. Por norma general, los CFDs permiten apalancar las acciones con un poder de inversión 10 a 1. Comenzamos con el ejemplo.

Si negociamos 100 CFDs de Gas Natural a un precio de 10 euros por acción, la posición tendrá un valor de 1.000 euros.

Los CFDs permiten negociar con un margen de 10 a 1, de modo que esta posición se puede comprar con un margen de 100 euros. Si el precio sube a 12 euros, el valor total de la posición serán 1.200 euros, de modo que hemos obtenido en la operación una ganancia de 200 euros (1.200 frente a 1.000).

Una subida del subyacente del 20% lleva aparejada una ganancia del 200% del capital (100 al inicio por 200 de ganancias al final). En cualquier caso, a este alto porcentaje habría que reducirle las comisiones del bróker y tener en cuenta que al igual que el precio del valor puede subir, también puede bajar.

Ahora ya lo sabes todo sobre la cotización de Gas Natural y sobre cómo invertir en una de las empresas petrolíferas más potentes del mundo. ¿Qué vas a hacer?

Cómo invertir en agua, una de las inversiones más seguras y rentables que existen

Sobre la Entidad

Temas

Si quisiéramos invertir en un producto, uno cualquiera, buscaríamos uno cuya demanda tuviera un crecimiento continuado, que todo el mundo utilizara ahora y en el futuro, y que no tuviera reemplazo. Puestos a pedir… Pues existe un producto que cumple a la perfección estos criterios, el agua.

Muchos expertos consideran el agua como una de las inversiones más seguras y rentables a largo plazo que existen, muy desligada de los vaivenes de la economía mundial. Según Naciones Unidas, el uso de agua ha crecido el doble al crecimiento de la población mundial durante el último siglo. En el 2025, 1.800 millones de personas vivirán en áreas donde escaseará el agua potable y 2/3 de la población mundial en zonas con estrés hídrico.

Y ahora viene la gran pregunta ¿Cómo lo hacemos?

Sin entrar en tecnicismos ni pretender que al terminar de leer este artículo sepáis todo sobre cómo invertir en agua, vamos a ver que opciones tenemos.

Comprar agua

En países como Australia es posible invertir en fondos que tienen parte de un río o un lago (algo poco habitual). Estos fondos alquilan el derecho a usar el agua, principalmente a empresas. El problema de esto es que la demanda de agua es muy variable, en años de lluvia los precios caen mucho y en periodos de sequía suben.

En países en desarrollo como China o en Sudamérica, el agua es de propiedad estatal, por lo que esta práctica no es posible.

Lo más parecido a comprar agua en muchos países es comprar los llamados derechos de agua. Las tierras habitualmente tienen asociadas unos derechos que les permiten usar una cierta cantidad se agua para su explotación en actividades como agricultura o ganadería. En muchos países la compra-venta de estos derechos está muy controlada y supeditada al uso, es decir, que te los puede comprar por ejemplo un agricultor de la zona que tenga un cultivo con mucho consumo, pero no te van a permitir comprar derechos de agua en una zona y llevarla a cientos de kilómetros para un uso totalmente distinto.

En cambio en otros países si es posible, como en Estados Unidos. Es el caso por ejemplo de la ciudad de Los Ángeles (California, EEUU) que floreció a principios del siglo XX gracias a la compra masiva de derechos de agua, con engaños y corrupción de por medio, para trasvasarla desde 375 kilómetros de distancia y dejando arruinada a toda la zona. Puedes leer esta fascinante historia en este artículo de Luis Martín.

No obstante transportar agua es económicamente muy costoso, además de ser política y legalmente extremadamente complicado.

La bolsa

En el mercado de la bolsa, uno de los activos que podemos comprar y vender son materias primas (oro, petróleo, gas, grano; arroz, trigo, cacao, etc.), especulando con ellas. Esto ha creado mucha controversia por especular con bienes de primera necesidad, haciendo en ocasiones subir los precios de los alimentos artificialmente, especialmente grave en países pobres.

Afortunadamente no está permitida la especulación sobre el agua, al menos directamente. Entonces, si queremos invertir en ella ¿cómo podemos hacerlo? Existen varias opciones; Agua virtual, Fondos Cotizados y compañías de agua.

Agua virtual

Todos los productos necesitan agua para su producción, en mayor o en menor medida. En ocasiones estos valores pueden llegar a ser muy altos, por lo que cuando invertimos en estos productos, una gran parte de nuestra inversión es realmente en el agua que los contiene.

Michael Burry, el médico e inversor que predijo la caída del mercado inmobiliario americano que dio lugar a la última crisis mundial, y que apostó contra él ganando muchísimo dinero (como cuenta la película “La gran apuesta”), dejó todas sus inversiones para centrarse en un solo producto, el agua. Así reflexiona sobre ella:

“Agua, fresca y potable es algo que todos damos por sentado que habrá en abundancia pero no está garantizado. El agua es un bien político. Transportar agua a gran escala no es práctico. Bien por razones políticas bien por razones físicas, por lo que comprar derechos sobre manantiales no tiene mucho sentido para mí. A la conclusión a la que he llegado es que si quiero invertir en agua la mejor forma de hacerlo es hacerlo invirtiendo en comida. Es decir comprar terrenos agrícolas en zonas con abundante agua para así poder transportar esa comida hacía zonas geográficas donde tienen poca agua.

Esta es la forma que tiene un inversor para poder invertir en el agua sin entrar a invertir directamente lo cual puede comportar importantes problemas para el inversor con los gobiernos. Una botella de vino necesita de 400 botellas de agua para ser producida. Estoy invirtiendo en el agua que está dentro de la comida.”

Fondos Cotizados

Sin entrar en qué es un Fondo Cotizado o EFT, podemos invertir en fondos que repliquen índices de empresas que se dediquen al agua. ¿Pero qué significa esto?

Primero tenemos los índices, que es una medida del comportamiento del mercado (si sube o baja). Como ejemplo, en España tenemos el famoso índice Ibex 35, que se construye a partir del comportamiento de 35 empresas de la economía española. Si estas empresas tienen buenos resultados, el índice sube, y si no, cae. En lugar de analizar todas las empresas, se usan los índices como representación de todo el mercado.

Si solo nos centramos en el sector del agua se podrían destacar dos índices:

  • S&P Global Water Index. Está compuesto por las 50 principales compañías del mundo relacionadas con el tratamiento de agua.
  • World Water Index. Está compuesto por las 20 principales compañías que obtienen la mayor parte de sus ingresos del suministro del agua, infraestructuras del agua o tratamiento y depuración del agua.

Estos fondos invierten en una serie de compañías (no tienen que estar entre las más grandes del mundo) de tal forma que su comportamiento conjunto en bolsa se asemeje lo más posible a uno de estos índices, de esta forma solo he de fijarme en el índice de referencia para saber el comportamiento de fondo. De hecho no tienes ni porqué saber en qué compañías concretas estás invirtiendo.

Existen muchos fondos de este tipo. Los más importantes que replican estos índices son:

  • PowerShares Water Resources Portfolio (solo EEUU)
  • Firts Trust ISE Water Index Fund
  • Guggenheim S&P Global Water ETF (EEUU, Europa y Asia)

Son fondos muy rentables, han alcanzado rentabilidades medias en los últimos años del 15-20%.

En estos casos estás invirtiendo en agua sí y no. Los índices mencionados son de compañías que están relacionadas con el agua, pero no tienen que tener ni mucho menos una dedicación exclusiva. De hecho muchas de ellas no lo hacen, y el agua puede ser solo una pequeña parte, por lo que una crisis en otro sector que no tenga que ver con el agua, puede afectar mucho a nuestra inversión.

Estamos perdiendo entonces una de las grandes ventajas del agua para invertir, que no para de crecer su demanda y que aunque la economía sufra una crisis, la demanda de agua siempre estará ahí. Es decir, que si el mercado global baja, estos fondos también lo harán.

Compañías

Una de las opciones más directas y lógicas es invertir directamente en compañías que se dediquen al sector del agua, especialmente en países en desarrollo, que no solo tienen el reto de hacer llegar agua potable de calidad a su población, sino que deben invertir grandes recursos en el saneamiento y depuración de sus aguas residuales, de origen urbano e industrial.

Una potencia mundial como China está sufriendo un éxodo masivo a las ciudades, concentrándose la población en zonas de menores recursos hídricos como es el norte, cuando los mayores recursos se encuentran en el sur.

Y no solo tienen un problema de cantidad sino de calidad, se estima que la mitad de las fuentes de agua de las que se alimentan las ciudades está contaminada, por lo que habrá que invertir en descontaminarlas y en evitar que se contaminen de nuevo con los vertidos.

Otros países que tienen problemas serios con el agua son India, Israel, Jordania, Australia Emiratos Árabes y muchos países africanos.

Y todo ello amenazado por el cambio climático que hará que los eventos de precipitación sean más extremos, haciendo necesarias unas mayores y mejores infraestructuras para poder hacer frente a lluvias más torrenciales y periodos de sequía más extensos.

Por lo tanto las empresas vinculadas al recurso natural más importante del planeta, sin contar el aire que respiramos, tienen grandes perspectivas de futuro, y podemos subirnos a su carro.

Invertir nuestro trabajo

Aunque este artículo vaya sobre cómo invertir nuestro dinero en agua, la otra opción es invertir nuestro trabajo, apostando por este sector con nuevos servicios o productos innovadores. En el caso de Locken mediante nuestros sistemas de control de acceso inteligente a las infraestructuras del agua sin cables. Nosotros invertimos apostando fuerte por el agua ¿Y tú?

No hay apuesta segura, pero si la hubiera, sería el agua.

¿Por qué invertir en Energías Renovables?

Según se desprende de distintos estudios sobre el tema de las energías renovables, invertir en esta fuente de energía es muy rentable. Lo corroboran, entre otros, una investigación de la multinacional de gestión de activos energéticos Kaiserwetter y un estudio del organismo especializado “Carbon Tracker Iniciative”.

Por un lado, las previsiones de Kaiserwetter apuntan a que las energías renovables lograrán una cuota del 36% sobre el mix energético mundial en 2030. Un porcentaje que permitirá incrementar el PIB unos 1,3 billones de dólares.

Por otro lado, Carbon Tracker Iniciative reveló que en 2020 la rentabilidad de la inversión en energías renovables era superior a la de las energías fósiles tradicionales.

Dicho esto, pasemos a comentar los principales motivos para invertir en energías renovables.

Razones destacadas para invertir en energías renovables

Estos son los motivos más importantes por los que las empresas y particulares ya invierten en energías renovables:

· Medioambientales. La lucha contra el cambio climático y por la preservación de la riqueza natural del Planeta es uno de los principales motivos que animan a particulares y empresas a invertir en este tipo de energías.

· Económicos. Cada vez es más barato invertir en energías renovables. Según el informe de Bloomberg, “New Energy Finance”, mientras que en 1976 el coste de la energía fotovoltaica era de 80 dólares, en 2020 se redujo a 0,28 dólares. Además, la inversión en energías fósiles está cayendo. En 2020, el descenso de la inversión hacia el petróleo y el gas cayó un 25%, según publicó la Agencia Internacional de la Energía (IEA).

· De seguridad. Invertir en energías renovables es cada vez más rentable. Los números así lo indican. Y es que, poco a poco, este tipo de energía se está convirtiendo en un valor seguro para invertir. En 2020 las renovables ya representaban el 17% de todas las inversiones.

· Legales. Además de los motivos anteriores que tienen las empresas y los particulares para invertir en energías renovables, existen otros que también influyen mucho en la inversión de este tipo de energía como pueden ser las razones legales. En este sentido, la Unión Europea se ha marcado como objetivo alcanzar en 2020 el 20% de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, el 20% de energías renovables en los países miembros y el 20% de la mejora de la eficiencia energética. Esto ha promovido una serie de leyes en los estados miembros para alcanzar este objetivo.

La rentabilidad creciente de las energías renovables está provocando que cada vez más países estén apostando por este tipo de tecnología.

Los países que más invierten en energías renovables

Según Bloomberg, Alemania es el principal país que genera energía renovable. Encabeza una lista que completan Reino Unido, en segunda posición, Italia, en tercera posición, Francia, en cuarta posición, Brasil, en quinta posición, Estados Unidos en sexta posición y China, en séptima posición.

Según esta investigación de Bloomberg publicada en 2020, estos serían los países que más están invirtiendo en energías renovables y los que apuestan más por las tecnologías que facilitan el consumo de energías limpias y renovables.

Estos motivos son argumentos a favor de la apuesta por las energías renovables en general y, en concreto, por la energía fotovoltaica.

Si deseas contar con asesoramiento experto sobre esta cuestión para acabar de decidirte, ¡contáctanos! En Damia Solar contamos con grandes entendidos en energías renovables en general y, en concreto, en energía solar fotovoltaica que te pueden asesorar sobre el tema a la perfección. Recuerda además que en nuestra página web tienes a tu disposición cualquier producto relacionado con la energía solar fotovoltaica.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Like this post? Please share to your friends:
Cómo negociar opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: